Impacto mediático del rescate de los 33 mineros

Por | Jueves, 4 septiembre, 2014

Por Sofía Giannini

Imagen

(cc) Sofía Giannini

En febrero del 2010 fuimos testigos del mayor terremoto en la historia chilena, y como si fuera poco del principal rescate en minería a nivel mundial. Estos dos hechos marcaron nuestra historia pero por sobre todo el curso del periodismo, al viralizar el seguimiento de la noticia instantáneamente.

El jueves 5 de agosto del 2010 se produjo un gigantesco derrumbe en la mina San José, lo que causó que 33 mineros quedaran atascados a 720 metros. Sin duda es uno de los desastres más grandes que hemos vivido pero a raíz que todo fue televisado en vivo había gran expectación por parte de medios chilenos e internacionales. Sin duda que sin la web 2.0. este rescate no hubiese tenido el nivel de alcance y cercanía con los espectadores. Personas de todas partes de la Tierra se sentían partícipes del accidente, siguiendo paso a paso todos los avances que tenía la búsqueda instantáneamente.

La sociedad pasó de ser una sociedad de masas a una sociedad interactiva, donde cada persona participa creando el contenido y así se estructura como una arquitectura de participación. Según Tim O’reilly en “¿Qué es web 2.0: patrones del diseño y modelos del negocio para la siguiente generación de software” la lección de la web 2.0. es “hacer uso del autoservicio del cliente y de la gestión de datos algorítmica para llegar a toda la web, a los extremos y no sólo al centro, a la larga cola y no sólo a la cabeza”. El medio que utilizaron las personas para hacer el seguimiento fue la televisión online que es un autoservicio para estar al tanto de lo que está sucediendo.

De mineros a actores mediáticos

Gracias a la web 2.0. es que este recate se convirtió en el evento más visitado a través de la televisión online que ofrecen los canales que cubrieron el desastre. El rescate superó todas los records anteriores menos la muerte del rey del pop, Michael Jackson. Aparte de este record, cada personaje que participó en esta hazaña se tranformó en héroe. Los sobrevivientes, ya que así se les apodó, se hicieron famosos apenas salieron de esos 720 metros luego de 70 días bajo tierra. La transmisión en directo de cada minero que salía de la cápsula Fénix duró aproximadamente 48 horas, 48 horas de nerviosismo y ansias alrededor del mundo. No había persona que no estuviera viendo la reacción de cada familiar al ver que su pariente salía con vida después de haber perdido prácticamente todas las esperanzas.

Durante casi dos días los medios de comunicación no tuvieron otro tema que no sea los mineros, un fenómeno que se repitió por mucho tiempo posterior al rescate. Los mineros se fueron de gira por el mundo, los incluyeron en el libro de los record Guinness, se convirtieron en productores de los medios. Fue tal el impacto que se llegó a viralizar rápidamente dentro de los medios de comunicación. Los espectadores no eran simplemente audiencia, muchos estaban conectados a los medios ya que era la única manera de saber como estaban sus familiares dentro de la mina, en esa situación se sacó el mayor provecho posible de la inteligencia colectiva.

De tragedia a ironía

 Los mineros bajo tierra enviaron un papel que decía “Estamos bien en el refugio los 33”, papel que ha recorrido el mundo y ha sido motivo de diversas polémicas por quien se lo adjudica. Este famoso “slogan” ha sido utilizado como publicidad pero su último uso fue el de los diputados gremiales haciendo un llamado a que no querían más parlamentarios en la Cámara de diputados.

 

 

 




Un comentario
Conversemos... »

  1. ¿Cómo relacionarías este tema con la arquitectura de la participación? ¿Podrías profundizar la materia del curso?

    Ojo con las faltas de ortografía y los nombres de los autores mal escrito, Sofía. Recuerda revisar antes de publicar.

Conversemos...

You must be logged in to post a comment.