Booktubers: La nueva generación de críticos

Por | Jueves, 4 septiembre, 2014

(cc) Camila Sánchez

(cc) Camila Sánchez

Por Camila Sánchez

Muchas veces hemos escuchado la frase “cada vez se lee menos”, “en Chile nadie lee” o “antes se leía mucho más”. Claramente desde un punto de vista económico, las ventas nunca han sido muy positivas, pero esta afirmación no podría ser más falsa. En estos tiempos, tan avanzados como tecnológicos, se lee más que nunca y prueba de ello son estos grupos emergentes que se hacen llamar “Booktubers”, los cuales han sido tan exitosos que han llegado a los medios, incluso a los nacionales.

De acuerdo a las cifras expuestas en la campaña “Plan nacional de fomento de la Lectura: Lee Chile Lee” del año 2011, indica que los hábitos y niveles lectores no son suficientes. Los estudios nacionales recientes señalan que el 53% aproximadamente de los adultos chilenos se declara no lector; mientras que entre el 41,4%11 y el 47,2%12 que se considera lector, solo un 26% está en la categoría de lector frecuente (que lee libros una vez por semana o más). Las cifras de tenencia de libros también tienden a ser bajas.

Solo un 22,3% de los chilenos afirma tener entre 26 y 50 libros, mientras que un 18% tiene entre 1 y 10 libros. Al profundizar en los motivos por los cuales cerca de la mitad de los chilenos declara no leer libros nunca, la razón más frecuente es la “falta de interés”, seguida de la “falta de tiempo” y la “falta de posibilidades” (libros caros, problemas de vista, no saber leer, etcétera). Entre las determinantes de la lectura en Chile se menciona también la lejanía respecto de los centros urbanos, bibliotecas y librerías.

Son cifras alarmantes a la hora de elaborar un análisis nacional, pero los Booktubers vendrían a ser el contraataque a estas cifras. Más adelante veremos que en Chile, estas actividades van en aumento y progresando cada vez más hasta el punto de estar insertos en la vida de los jóvenes lectores.

Book + YouTube = Booktube

Gracias a la plataforma Youtube, se creó hace muchos años el término “youtuber”, persona que decide compartir sus pasatiempos, habilidades e incluso consejos a través de su canal en la web. Algunos haciéndose conocidos mundialmente y otros de más bajo perfil, pero todos con la misma finalidad: crear contenido en relación a sus gustos y participar de este mundo creativo e interactivo que es la web 2.0.

Los Booktubers entran a ser una rama dentro de la infinidad de videos que circulan por la red. Es una comunidad que se inició hace muy poco tiempo en Europa y que rápidamente se insertó en este mundo virtual, llegando a América para quedarse.

Conformado mayoritariamente por jóvenes entre los 16 y 24 años, donde realizan videos con reseñas de libros de diferentes temáticas, tags, rankings de acuerdo a preferencias personales, entre muchas otras actividades relacionadas con el mundo de la literatura y compartidas a un público variado.

Booktubers Chile

(cc) Camila Sánchez

(cc) Camila Sánchez

A pesar de que se dice que los chilenos no leemos mucho, los booktubers chilenos nos muestran lo contrario. Actualmente existen alrededor de 30 canales en Youtube nacionales, donde la participación de los usuarios es de un flujo altísimo y de suma importancia para el crecimiento de los mismos. La comunidad Booktubers Chile llegó con mucha fuerza y aseguran que la relación con los usuarios es muy cercana y co-dependiente.

Tal como dice Cristóbal Cobo Romaní en el texto “Planeta 2.0: inteligencia colectiva o medios fast food”, la intercreatividad es un concepto que se encuentra muy presente en este tema. Ya que como él afirma, “es un ciberespacio para compartir el conocimiento entre personas, a través de networks de cooperación recíproca”. Los booktubers están socialmente condicionados por las necesidades del público, tanto nacional como internacionalmente y su finalidad es compartir saberes y opiniones dentro de un espacio intercreativo y original, donde necesariamente se requiere de la colaboración de los usuarios activos.

Redes Sociales

Las redes sociales han sido de gran ayuda para esta comunidad, ya que fomentan la viralización de los contenidos originales que se crean y se convierten en la forma más abordable para llegar a ellos más rápida y efectivamente, ya sea por medio del mismo canal en Youtube, Facebook o Twitter.

Cristóbal Cobo y Hugo Pardo también explican en Planeta Web 2.0 cómo esta “nueva red digital deja de ser una simple vidriera de contenidos multimedia para convertirse en una plataforma abierta, construida sobre una arquitectura basada en la participación de los usuarios”. No habría éxito entre los booktubers sin la cooperación de los usuarios y sin la participación dinámica continua que existe.

Además podemos enlazarlo al concepto de prosumidores: estos nuevos críticos no son simplemente productores de información, también a su vez son consumidores activos  y entre todos se crean espacios de intercambio de información e intereses en común.

La fan page oficial Booktubers Chile, en Facebook, cuenta con 2453 likes, con interacción inmediata por parte de los administradores y de los usuarios, quienes participan activamente de la página.

Y como resultado de esta interacción constante en las redes sociales, han llegado a organizar eventos en Facebook, donde los booktubers y amantes de las letras se reúnen a hablar de su pasatiempo favorito: la lectura. Han efectuado varias charlas en bibliotecas de la capital y han logrado romper las barreras virtuales para llegar a formar una  “familia” en la vida real.

¡Todos ganamos!

(cc) Camila Sánchez

(cc) Camila Sánchez

De acuerdo a los mismos booktubers de la región, se les hace imposible tener un presupuesto que pueda considerar comprar diez libros al mes y menos con las editoriales chilenas donde los precios son elevados debido a los impuestos. Para solucionar esto, han maniobrado diversas estrategias, entre ellas ponerse en contacto con las propias editoriales.

Se crea una relación beneficiosa tanto para las editoriales como para el booktuber, ya que ambas ganan algo con este arreglo. La editorial consigue publicidad para los libros que lanza mediante el envío de una cierta cantidad de libros al booktuber y éste puede subir a Youtube su reseña a tiempo sin haber tenido que gastar un peso, un negocio redondo.

Que editoriales como Alfaguara, Planeta, Zig Zag, entre otras, formen parte de este proceso, nos dicen cuán importante es el impacto que causa esta comunidad en el mercado literario, la demanda que genera entre los usuarios y como se les va abriendo camino a estos jóvenes innovadores.

 Nuevas generaciones

A nivel mundial, la comunidad de booktubers ayudó a que las nuevas generaciones que son completamente tecnológicas se interesaran y quedaran cautivadas por este mundo, utilizando un lenguaje para jóvenes y teniendo un dominio de las herramientas digitales, que es lo más importante en la actualidad.

Lo que han hecho es transformar estos canales digitales, llegando a convertirse en líderes de opinión, ya que cumplen las mismas funciones y tienen un grado de influencia en su público y en las redes sociales.

Lo más importante que estos jóvenes críticos expresan es que los requisitos para ser parte de la comunidad literaria son muy sencillos: no necesitas una cámara último modelo o mucho dinero para comprar libros, basta con la cámara de tu celular, la creatividad y los “pdf” quienes serán tus aliados en este viaje digital para llegar a ser un booktuber exitoso.

book

Tags: , , , , , , ,


8 comentarios
Conversemos... »

  1. Interesante uso de la plataforma para promover la lectura, Camila.
    Si fueras una booktuber, ¿cuál sería tu ranking de los 5 mejores libros?

    Recuerda revisar los requisitos formales al momento de publicar un post.

  2. Si fuera Booktuber, seguramente me sería difícil hacer un ranking con solo 5 libros, pero lo intentaré.
    Maybe Someday de Collen Hoover, El cuaderno de Maya de Isabel Allende, Bajo la misma estrella de John Green, Melocotón Loco de Megan Maxwell y Eleanor & Park de Rainbow Rowell.
    Son algunos de mis favoritos.
    ¿Tienes tu un ranking, Antje?

  3. Yo lo podría hacer con cinco películas. ¿Hay algo así pero para cine?

  4. Dentro del universo de “youtubers se pueden encontrar canales para cualquier tema que exista y que funcione para reunir personas y gustos en común.
    El que personalmente sigo en youtube sobre cine, que es otro de mis pasatiempos favoritos y que considero el más completo, es el canal de Jeremy Jahns. Sube diversos reviews sobre películas y tiene un carisma particular que entretiene.
    También se encuentra Thefrickenfilmcritic que es muy parecido.
    Funcionan con el mismo modus operandi que los booktubers, donde se suben reseñas, criticas, tags, entre otras cosas que crean un espacio interactivo con los suscriptores.
    No he encontrado ninguno que sea chileno, pero sería un campo muy divertido y llamativo para explorar.

  5. El diario de Ana Frank de Ana Frank
    A sangre fría de Truman Capote
    Cien Años de Soledad de Gabriel García Marquéz
    El huracán lleva tu nombre de Jaime Bayly
    La tregua de Mario Benedetti

    Sin duda es difícil hacer un ranking, sin embargo te puede decir mucho sobre una persona.

    ¡Saludos, Camila!

  6. Es cierto cuando decimos que los libros no llevan a otro mundo, uno donde no importa quienes somos. Los libros son herramientas que nos alejan de nuestras circunstancias y nos insertan en un contexto donde somos sólo espectadores.

    A veces se transforman en compañeros de vida, en maestros e incluso en hombros para llorar. Nos enseñan sobre los prejuicios, el amor, la tragedia, la historia, la crueldad, la fantasía y reflejan testimonios que para nosotros muchas veces parecen irreales.

    Lisa Bu, una inmigrante de origen chino y expositora de TED, nos habla sobre su experiencia con la lectura. Cómo intentó perseguir su sueño de convertirse en cantante de ópera chino, teniendo en contra a sus padres, dos ingenieros que tenían la firme convicción de que una vida exitosa se basaba en un trabajo bien remunerado.

    Lisa encontró en los libros una familia. Le ayudaron a saciar su necesidad de apoyo parental, de un modelo a seguir, aprendió a ser diligente y dedicada gracias a estos maestros silenciosos. Ella demuestra que lo esencial puede ser invisible a los ojos, y que las más profundas interpretaciones y revelaciones que recibimos de los libros, suelen ser en silencio.

    Analizando tu comentario, es muy cierto que la comunidad Booktuber es una familia revolucionaria. Al realizar esta labor de compartir y recibir feedback se potencian unos a otros y se convierten en intermediarios entre las grandes editoriales y sus suscriptores. Encarnan la conectividad online y la intercreatividad: comentan el libro, motivan a sus viewers a unirse a la lectura, reciben feedback y generan nuevo contenido. Es un trabajo realmente co-dependiente, pero de forma positiva. La experiencia de la comunidad es enriquecedora, y realmente no hace falta más que la pasión por leer. De eso se trata, a mi parecer, la web 2.0, tener pasión por algo y ganas de querer compartir sin esperar nada a cambio, siendo suficiente la retroalimentación, cosa gratificante hoy, en un mundo donde todos están corriendo y donde las conversaciones cara a cara se vuelven cada vez menos frecuentes.

    Una reseña puede ser mucho más que comentar el contenido del libro, el compartir a través de las redes sociales, y la difusión que estas producen, pueden fácilmente llegar a personas que suelen encontrar en los libros un consuelo. Si Lisa hubiese tenido acceso a dicha comunidad en su país durante su juventud, su viaje habría sido menos solitario. Tal como dijiste, esta revolucionaria forma de compartir información ha ido más allá de las fronteras digitales, y se ha creado una “familia” de la que Bu podría haber recibido mucho apoyo, pero su historia nos sirve para entender que los libros no son sólo hojas con letras, y que los lectores no son solo individuos aislados, sino que están interconectados.

    Encuentro alentador poder mirar distinto a estas comunidades después de conocer el caso de Lisa Bu, y espero que reciban más atención de los medios y del gobierno, para que haya un entendimiento de la lectura más allá del simple acto, sino que las comunidades así son redes de apoyo para personas como Bu y como tantos otros jóvenes chilenos que se refugian, aunque sea un par de horas, en una cueva de papel.

    Y como postdata, dejando abierta la pregunta a quien quiera comentar: No me cabe en la cabeza ¿cómo es que el gobierno dice estar “comprometido” con el desarrollo del hábito de lectura cuando los precios de los libros( gracias a los impuestos, exhorbitantes por decir lo menos), superan muchas veces al ingreso base mensual de familias en riesgo?

  7. Adjunto Link directo al video ya que no es posible adjuntarlo como el profesor indicó: http://www.ted.com/talks/lisa_bu_how_books_can_open_your_mind

  8. Concuerdo completamente con lo que planteas. Los libros nos llevan a un mundo mejor y juegan con nuestra imaginación en formas que desconocemos.

    La experiencia de Lisa Bu en relación a la literatura no es algo ajeno a nuestras vidas, cualquier persona puede experimentar algo parecido y es sumamente alentador ver comunidades de jóvenes interesados en participar en el mundo de las letras y promover a que la gente en general lea mucho más.

    Estoy de acuerdo con que los precios de los libros en Chile son una burla para las personas. Es casi imposible de creer que “culturizarnos” en este país sea a un precio que para algunos, a veces, es inaccesible. Pero para la gente que realmente le interesa, como yo, al menos tenemos los fieles pdf de nuestro lado.

Conversemos...

You must be logged in to post a comment.