Blogs femeninos: quedar epaté

Por | Miércoles, 3 septiembre, 2014

dib

(cc) Fernanda Cortés

 

Pamearce y Manrepeller son ejemplos de blogs femeninos que derriban y combaten la imagen de la mujer discursivamente construida en entornos de fuerte condicionamiento y expectativa social machista. Mujeres como cualquier otra, interesadas en la moda, la cultura, la música y en ellas mismas. En crear una nueva dialógica en torno a -quizás-  los mismos temas de antes pero con una mirada crítica, distinta, que se sube a la ola del conocimiento y no sólo de la información.

Es usual recurrir a tutoriales o a blogs específicos cuando se está solo (o acompañado, también puede ser) ante una situación frente a la cual no se sabe qué hacer. Ya sea buscar la dirección de un determinado lugar, armar una bicicleta, aprender a hacer un trago o una trenza maría. Internet tiene esta faceta práctica que soluciona y agiliza algunas circunstancias cotidianas. Hasta ahí todo bien, todos contentos si la cosa resulta. Existen, por cierto, otros sitios a los que se accede por gusto, contenidos a los que se ingresa de forma continua ya que al lector le resulta interesante. Uno elige lo que lee. Por tanto: información hay de sobra. Juan José García-Noblejas plantea que “internet es una victoria de la información, aunque aún no lo es del conocimiento”. Y es acá cuando resulta necesario detenerse, para observar y desmenuzar con detención a este gigante de la información. Porque podría resultar ser un gigante sin cabeza.

Una de las características principales de este gigante es su comprensión como plataforma de interacción social y cultural, donde cada quien ofrece sus conocimientos u opiniones sobre diferentes cosas. En este sentido la web 2.0 funciona como una instancia de observación mutua. Los blogs son una gran prueba de ello. Este es un terreno interesante para la figura de la mujer en nuestro país, sobre todo considerando que quedan importantes tramos por recorrer en temas de equidad de género. Hay mucho sobre moda, películas, chismes. Mucho. Es el encasillamiento clásico de la mujer, muchas veces banal, donde se nos hace ingresar; modo rebaño. Sin embargo, es posible acceder a lo mismo, pero mejorado, versión 2.0. Donde se hable de moda y también de la vida, de forma divertida, irónica, desafiante, que haga pensar. Sólo así tendremos una posibilidad ante lo que García-Noblejas propone como una victoria del conocimiento.

Pamearce
En el caso del blog “Pamearce”, es una chilena, viñamarina, treintañera, que comparte su divertida y crítica visión de la vida y de las mujeres en Chile. Deslenguada, ácida, asertiva; da en el clavo a muchos estereotipos y trancas añejas que aún persisten en el país. Aunque publica desde el 2012, hace un par de semanas apareció en un portal nacional por su publicación: “Salve a su hija de ser una weona de mierda”. La desfachatez de sus comentarios, lo coloquial de sus opiniones y de su lenguaje, encierran una verdad oculta bajo la alfombra, a ritmo de pala y escoba: el empoderamiento femenino viene de despertar de la realidad construida discursivamente por “el qué dirán”, los cuentos de princesas y la posición femenina en desigualdad ante lo masculino. Si bien este puede no ser el caso de muchas: excelente, hay más que aportar. Este blog ofrece una mirada refrescante, una imagen de la mujer desligada de ataduras ajenas. Con muchos garabatos, leer a Pamela Arce (por eso el blog se llama Pamearce) pareciera ser como escucharla hablar. Así de simple, así de cierto, así de fácil. Y así de divertido.

En este sentido, Pamearce es un claro ejemplo de lo que Cristóbal Cobo y Hugo Pardo denominan como “Inteligencia colectiva”. Si bien es la autora quien ofrece artículos sobre diversos temas, la posibilidad de comentar, de seguirla en Twitter o Facebook, le ofrece a los lectores la posibilidad de interactuar activamente, discutir entre ellos o sencillamente leer algo que hará eco en el mundo interno de cada quien, para así redefinir nuestra perspectiva personal. En este sentido el blog podría funcionar como la posibilidad de crear una semántica distinta en torno a la imagen de la mujer. En este caso se cumple lo que Carlos Solari denomina como la ubicación de los blogs en la economía mediática, donde, a pesar de estar insertos en la red, son espacios que otorgan la posibilidad de reflexión a un ritmo menos frenético que las redes sociales, que por su fragmentación dificultan la posibilidad de un planteamiento a mayor profundidad.

Man Repeller: vestirse y ¿quizás repeler al sexo opuesto?
Leandra Medine es una neoyorquina de 26 años. En 2009 inició su blog “Man Repeller”. Luego de una traumática ruptura amorosa y tras sobre analizar lo acontecido con una amiga, llegaron a la conclusión de que quizás era su forma de vestir lo que alejó a ese hombre. A modo de broma o no, lo cierto es que el blog de Leandra se ha transformado en un referente de moda por su divertida personalidad, elocuencia, y sentido estético. La autora de Man Repeller explica el nombre de su blog como: “Good fashion is about pleasing women, not men, so as it happens, the trends that we love, men hate. And that is fantastic”.

Con secciones sobre las tendencias de la moda mundial, con compras de diseñador y también vestimenta más accesible, Leandra propone un estilo particular, que no se ajusta debidamente en ningún estilo más que en su concepto sui generis. Divertida, irónica, con chistosas introspecciones a propósito de sus propias experiencias, Medine ofrece una mirada renovadora en torno al cuerpo de la mujer, sentido de la moda, acontecimientos en su propia vida y del mundo femenino. A través de sus variados posts y videos, Leandra invita a sus lectoras a divertirse, a construir un concepto personal de estilo y de la propia personalidad expresada a través de la imagen.

Redefinir
Comprender a la web 2.0 como una plataforma de interacción e intercambio social significa también aceptar el hecho de que su carácter de intercambio cultural tiene lo bueno, lo bonito, lo barato y lo peor de nuestra sociedad. Hay mucha información, pero, ésta no servirá de nada si no es posible encausarla o ponerla al servicio de alguna causa personal o colectiva. Es en el cumplimiento de este objetivo que se concretará la posibilidad de acceder a una “victoria del conocimiento”, que, de acuerdo a José Luis Orihuela, está lejos de suceder. En este sentido, el blog se ubica dentro de lo que Eva Domínguez denomina como “ágora virtual”, donde se conversa, se critica y se opina. Lo medular en el planteamiento de Domínguez es el énfasis que le otorga al sentido de la producción de contenidos.

Así, en esta cruzada por el conocimiento, resulta decisivo trasladar inquietudes individuales a la plataforma virtual, para que ésta funcione como difusor de discursos sociales que vayan ofreciendo a la audiencia la posibilidad de re-pensarse a sí misma; como ofrecerles un espejo. Esto sería un aporte por el carácter democrático de la web, donde el orden transversal de los participantes les permite un acceso igualitario. En este sentido los blogs se ubican como engranajes discursivos que enlazan la audiencia con voces que resaltan o llaman la atención entre la masa. Acceso democrático e igualitario a la red no debería traducirse en mediocridad de contenidos, ni nosotros transformarnos en seres aplastados, alienados, que aceptan sin siquiera mirar el contenido de la cuchara que se acerca a nuestro rostro.

Si se observa, los dos blogs abordados (Pamearce y Man Repeller), no hablan sobre nada nuevo. Son cosas que a las mujeres tienden a interesarles. Lo novedoso está en el enfoque, en la mirada, en la forma en cómo, a través de temas quizá “típicos”, se ofrece y se encuentra una re-significación de la mujer. Puede ser el modo en que esa información es entregada, o bien lo atractivo visualmente, al final del vaso siempre hay algo sustancial que deja un gusto distinto. No es información olvidable; hay una crítica, una ironía, una invitación a mirar de modo distinto aquello que quizás ya había captado nuestra atención. Son cosas simples, pero es información que se transforma en otra cosa. El proceso discursivo transforma realidades, el lenguaje es el gran artífice de ello. Y es también -menos mal- el actor principal de los blogs como plataformas comunicacionales propias de la web 2.0.
Así que a la hora de buscar blogs femeninos, esfuércese: si busca bien quedará… epaté.

GIF 1 FEÑAAAAA

José Luis Orihuela, “80 claves sobre el futuro del periodismo”

Cristobal Cobo Romaní, Hugo Pardo Kuklinski, “Planeta Web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food”

Tags: , , , , , , , ,


2 comentarios
Conversemos... »

  1. Muy interesante el tema. Dentro de un sistema de funcionamiento de la Web 2.0 donde la participación es libre, estamos en una etapa donde lo relevante es hacer un aporte de contenido y generar espacios donde la calidad sea protagonista. ¿Cuál será tu aporte para la Web Social?

  2. Considero que ya es un comienzo empezar a re-pensar los contenidos que observo en internet y medios de comunicación. Creo que es muy relevante prestar especial atención a los discursos inmersos tras la información que recibimos, desde ahí se construye el imaginario social. Y no tan sólo adoptar inmediatamente las redes sociales y contenidos populares.

Conversemos...

You must be logged in to post a comment.