Redes Sociales y Ética… ¿Son compatibles?

Por | Jueves, 9 octubre, 2014

(cc) Miguel González

(cc) Miguel González

No es novedad para nadie que las redes sociales son un fenómeno conocido a nivel mundial y que llego para quedarse, hoy en día es casi imposible salir sin encontrar a alguien que no esté conectado desde su celular a twitter  o facebook que parecen ser las aplicaciones que todo dispositivo móvil tiene que tener. Pero en un mundo en el que cualquier persona puede escribir lo que se le antoja  ¿es posible que exista ética o una moral en sus escritos que serán vistos por todo el mundo?

En Twitter todos somos Periodistas

Twitter fue creado en marzo de 2006 como un sitio de microblogging cuya principal característica es la simpleza de su información, ya que sus textos no pueden superar el límite de los 140 caracteres, y a su vez se caracteriza por la inmediatez, esto debido a que podemos escribir en tiempo real lo que pensamos o sentimos. A pesar de que esta red fue creada pensando en ser una especie de Facebook simplificado fue el uso que le dieron sus usuarios el que hiciera que la página del pajarito cambiara su diseño para comenzar a preguntarle al mundo ¿Qué sucede?, en otras palabras el cambio de su beta permanente provoco el cambio en su llamado a la acción (pasando de ¿Qué estás haciendo? Al anteriormente señalado ¿Qué Sucede?

La inmediatez de Twitter la hace popular entre millones de personas en el mundo, pero no todos son capaces de revisar si el contenido es verídico o proviene de una fuente confiable, en ocasiones no se revisa ni quien publica la información lo que puede provocar tremendos problemas. Millones son los ejemplos que podríamos tomar sobre falsas informaciones que se propagan vía twitter, uno de estos es lo que le paso el año 2012 al conocido actor Fernando Kliche, quien fue dado por muerto a través de esta red social por un popular twittero conocido como @cokep, el problema se ocasionó cuando muchas personas comenzaron a dar retweet a esta “noticia” dándola como verdadera lo que provoco que el nombre del actor se transformara en Trending Topic y fuera tema obligado en muchos programas de radio que se emitían en vivo en ese momento. El incidente acabo con el actor furioso increpando al inescrupuloso twittero y a las personas que se encargaron de continuar esta “broma”.

Andrew Fitzgerald en su charla TED “Adventures in Twitter fiction” o “Aventuras en la ficción de Twitter” nos advierte que una de las razones por la que la gente está usando esta red social es para crear historias como la radio lo hizo en su tiempo muchas veces buscando entretener. Es por esto que debemos tener cuidado con lo que leemos en esta plataforma, ya que perfectamente puede que estemos leyendo ficción pensando que es la realidad en la que vivimos.

Cuando comenzaron a surgir estas plataformas en conjunto con los blogs muchas personas especularon con el futuro del periodismo señalando que este no podría competir con las nuevas tecnologías y que la profesión desaparecería de la tierra, lo cierto es que tal como se señala en el libro “80 claves sobre el futuro del Periodismo” de José Luis Orihuela que los blogueros y los periodistas digitales  no pueden “robarle” el trabajo a los periodistas, esto se debe a que solo un periodista profesional es capaz de distinguir cuando una información es digna de ser una noticia y que pueda ser publicada, además de que posee las herramientas para investigar que las fuentes sean verídicas y de que se esté respetando la ética de la profesión.

Facebook de un comentario al CyberBullying

No solo en twitter podemos escribir lo que pensamos y que queremos en cualquier momento, Facebook es desde su creación una plataforma muy popular, ya que en ella podemos compartir todo lo que nos sucede, nuestras fotografías y momentos más importantes con nuestros “amigos”, pero aquí debemos recordar que esto solo se trata de una metáfora de sociabilidad y no al significado literal de la palabra, por lo que lo más probable que algunas de las personas que agregamos en esta red social no sean nuestros amigos y no tengan la intención de serlo. Al escribir sobre alguien en esta red social debemos tener en cuenta de que tal vez pueda afectar a esta persona y de que podemos arruinar su reputación ya que todo el mundo puede verlo. Y no solo podemos arruinar a personas, sino que también a marcas que tienen un prestigio y tal como se señala en el libro “Herramientas para la medición de los social media” estas marcas probablemente tengan un perfil de Facebook, del cual muchas personas son seguidoras y si hablamos mal de este producto probablemente muchos fans cambien de opinión.

El “Cyberbullying” o “cyber acoso” son términos que para la época en que vivimos son muy populares y que no siempre terminan de buena manera. Conocido es el caso de la adolescente canadiense Amanda Todd de quince años que fue encontrada sin vida después de que subiera un vídeo a youtube explicando el porqué decidiría quitarse la vida. Todo partió cuando a Todd la agrego un extraño a Facebook pidiéndole que le enseñara parte de su cuerpo, luego de un año este le pidió que le enviara fotos desnuda o publicaría las fotos de la primera conversación, a lo que Amanda accedió, después de esto el acosador creó un perfil de Facebook con los datos de Amanda y con las fotos de ella desnuda, donde todo el mundo las pudo ver y sus amigos y cercanos comenzaron a ponerle nombres y a juzgarla por lo que ella se sintió sola y decidió poner fin a su sufrimiento quitándose la vida.

Todos queremos ser parte pero no todos nos hacemos cargo.

El éxito tras estas redes sociales se basa en el concepto de Arquitectura de la Participación de Tim O´Reilly quien nos dice que esta participación se basa en que las nuevas tecnologías potencian el intercambio y la colaboración entre los usuarios, en otras palabras todos queremos participar y generar contenido para que otros lo tomen y lo utilicen para ellos también crear información. Pero todo esto se vuelve negativo cuando olvidamos que existen límites entre entregar una información y ser un periodista profesional que entrega una noticia o cuando olvidamos que todos pueden ver lo que escribimos y que la reputación de las personas se puede arruinar más fácil de lo que se puede reparar.

(cc) Miguel González

(cc) Miguel González

Tags: , , , , , ,


8 comentarios
Conversemos... »

  1. Tal como recordaste, lo que diferencia a periodistas profesionales de usuarios que pretenden practicar el “periodismo ciudadano” es el criterio periodístico que deben seguir y respetar. Además, la recopilación de datos y su publicación ya no está únicamente en las manos de los periodistas, quienes ahora deben darle más importancia a filtrar datos. Así como se plantea en “We, the media”, la fluidez de la comunicación entre la fuente y la audiencia, sin mayor mediador, ha hecho que exista más enfoque en la publicación y no en el filtro. Ahí es donde los periodistas deben actuar.

  2. Valentina gracias por leer mi post, y tal como mencione en este el gran problema de la web 2.0 es el que todos pueden escribir haciéndose pasar por periodistas sin serlo, entregando informaciones erradas, ya que estas personas no tienen las herramientas para revisar fuentes o corroborar información, y el gran problema de esto es que muchas personas pueden dar por verídica estas “noticias”, un claro ejemplo de esto es cuando en Twitter se publicaba un rumor sobre la muerte del músico Gustavo Cerati sin ser ciertas, pero estas comenzaban a pasar de cuenta en cuenta engañando a la población.
    Tal como se menciona en 80 “claves sobre el futuro del Periodismo” es importante tener claro que todos estos “periodistas ciudadanos” no vienen a ocupar el puesto de los periodistas tradicionales, sino que debiese existir una especie de complementariedad entre ambos.

  3. El gran desafió en Twitter y en redes sociales en general es ser capaces, si es que nos interesa informarnos, de seguir a personas que tengan un alto grado de credibilidad. Las plataformas comunicacionales que tenemos hoy en día se han prestado para este tipo de abusos que tu mencionas, algo que sin duda no tiene mayor importancia para nosotros.
    Lo mismo rescataba Jean Philippe Cretton en una entrevista realizada en la universidad Adolfo Ibañes, decía que constantemente se veía afectado por lo que Twitter y estas herramientas decían sobre él, las personas se daban la autoridad de enjuiciar a este periodista, criticarlo y no de la mejor forma, sino que con comentarios de alto tono, y es que, en twitter nadie da la cara, solo son usuarios incógnitos con nicknames que uno no logra diferenciar.
    Si bien existen un gran número de personas que participan constantemente en comentarios y publicaciones, como señala Orlando Sentinel debemos tener un gran cuidado en lo que se publica, sobre todo en twitter y en redes sociales en general, si es que tenemos una información de último momento o algo que no necesariamente sea noticia, es preferible publicarlo en el sitio web en caso de tener antes que en el Twitter, esta herramienta se presta mucho para el CyberBullying.
    La ética es algo que debemos respetar tanto, en los medios tradicionales, como en las plataformas online, esto me parece bastante interesante porque hay personas que utilizan las plataformas online como una forma de esconder su identidad pero generando un debate que puede ser importante o en algunos casos, en varios casos para ser más realista, lo utilizan para insultar y crear conflictos, siempre protegiendo su identidad. ¿Por qué esto no pasa en los medios tradicionales? ¿Qué opinas sobre los famosos Trolls de la web?
    Creo que para evitar este CyberBullying y constantes abusos dentro de la web, los usuarios deben ser más responsables, sobre todo los periodistas, preocuparse de identificarse al momento de realizar alguna publicación, utilizar las redes como una herramienta

  4. Joaquín gracias por leer mi post, y estoy completamente de acuerdo contigo, si uno quiere obtener información de las redes sociales lo ideal es seguir a personas que tengan un alto de grado de credibilidad y de profesionalismo, que si bien son humanos y pueden cometer errores tiene la capacidad de corregirlos, tal es el caso del periodista destacado de TVN, Mauricio Bustamante, quien en su cuenta personal de Twitter dio a conocer unos resultados falsos del examen de ADN del supuesto hijo de “Don Francisco”, sin embargo minutos después fue capaz de pedir disculpas y arreglar la información.
    En cuanto a lo que señalo Jean Phillipe en su charla en la Universidad Adolfo Ibáñez comparto definitivamente su posición con las redes sociales, Twitter al ser anónima es perfecto para que las personas puedan atacar a otras personas y escudarse en su anonimato. En cuanto mi opinión acerca de los famosos “trolls” estos buscan en los insultos o burlas una entretención en la cual no miden las consecuencias ni los sentimientos de las personas que atacan, y al igual que los usuarios de Twitter se escudan en su anonimato para no poder ser reprimidos. Estos hechos son un tanto exclusivos de los medios digitales y no afectan a los medios tradicionales porque estos no poseen tantas instancias para que los lectores puedan escribir en ellos, el ejemplo de esto son las cartas al director donde las personas emiten su opinión sobre temas país o noticias publicadas en el medio, la gran diferencia es que estas van firmadas con nombre y apellido y en muchas veces rut, por lo que no existe un anonimato y eso hace que las personas midan mas sus dichos.

  5. Es muy cierto lo que planteas respecto a cómo debemos hacernos cargo de lo que publicamos en internet. En la web no todos son periodistas. Esto es un hecho, a pesar de que la mayoría de la gente se considera uno, con el poder de publicar y disparar información sin siquiera corroborarla o ratificarla.

    Tú mencionas el ejemplo de la supuesta muerte de Kliche. A mí se me pueden ocurrir varias: los reiterados asesinatos a Gustavo Cerati, Luis Miguel, e incluso Fidel Castro. ¿Hasta dónde la gente es capaz de llegar?
    Asumimos que la inmediatez de algunos medios digitales son los responsables de la carencia de autenticidad en la información entregada, donde, de cualquier forma, no es una excusa aceptable en este mundo digitalizado.

    Como afirma el texto “Las 10 mejores prácticas para medios sociales”, de James Hohmann y el Comité de Ética y Valores de Asne: las redes sociales son herramientas, no juguetes. Los periodistas nunca deberían olvidar su papel de narradores de la verdad, sobre todo cuando publican en Twitter o Facebook.

    Los periodistas deben aclarar de donde viene la información previamente a ser distribuida. Parte de la cultura de las redes sociales es dar crédito a la fuente original. Los periodistas siempre deben dar crédito a la fuente, “porque es lo correcto y ofrece seguridad”, menciona el texto de Hohmann.

    Por lo tanto, puede existir una compatibilización entre el periodismo y las nuevas tecnologías, siempre y cuando se sepa diferenciar entre un periodista profesional, quien como tu mencionas es capaz de diferenciar una noticia real de una no autentica, de un simple usuario de las redes digitales.

    Además, para complementar tu información sobre el CyberBullyng, en el día de ayer se realizaron charlas con motivo de la semana de periodismo en la Universidad Adolfo Ibáñez, Peñalolén, donde el periodista, Jean Phillip Cretton comentó como es que las plataformas en internet son capaces de afectar el trabajo y vida personal de un periodista.

    Twitter es el gran ejemplo de esta práctica. Las personas mediante la característica incógnita de la herramienta, son capaces de comentar y no necesariamente de manera positiva, sobre un medio o un periodista. Les otorga cierto poder y libertad para opinar, pero no saben que en esta era digital nada puede ser borrado y que la huella que dejamos es para siempre, por lo que debemos ser sumamente cuidadosos al momento de hacerlo, ya sea como periodista o como usuario. Uno nunca sabe cuándo puede estar agrediendo la vida de otra persona y nunca sabe el alcance que un simple e “inocente” comentario puede llegar a hacer en la red.

  6. Camila gracias por leer mi post, y estoy completamente de acuerdo contigo, existen millones de ejemplos de “falsas muertes” en Twitter, los ejemplos que tengo mas frescos en mi memoria son los de Gustavo Cerati y Joan Rivers quienes se encontraban hospitalizados y en condiciones graves fueron dados por muertos en las redes sociales mucho antes de que estos fallecieran, sin pensar en su familia, amigos o fanáticos y lo que esta noticia podía causar en sus sentimientos.
    Sin duda el hecho de que Twitter sea anónimo da la oportunidad de que la gente pueda escribir lo que piensa sin medir consecuencias de sus dichos, por lo que esta red social se ha destacado como una herramienta para el “cyber-bullying” o los famosos “trolleos”.
    El hecho de que en Twitter “todos se crean periodistas” también es un tema importante, cada uno debe elegir bien a quien seguir, para no arriesgarse a leer información falsa o ficción.

  7. Personalmente creo que el gran problema de la web 2.0 y este periodismo tan participativo es que todos los actores se creen protagonistas. Hay que saber diferenciar que el hecho que todos participen en la web no quiere decir que sean periodistas. El alcance que se ha logrado en las comunicaciones gracias a la globalización sin duda que es un efecto positivo en nuestra sociedad, pero no lo es todo el contenido que se sube.
    Creo que Twitter es una plataforma muy complicada, más complicada que lo que la mayoría de sus usuarios consideran. La mayoría de las personas publican información que no es noticia, que no tiene relevancia por lo que no trasciende. En Chile el uso de Twitter está limitado a una pequeña elite que tiene asesores comunicacionales que les manejan la red social. Los políticos, empresarios y/empresas, etc, utilizan esta plataforma para lograr mayor cercanía con el público, pero realmente no se que cercanía si muchas veces ellos ni saben lo que se publica en sus páginas. Considero que es una técnica muy básica por parte de ellos, pero hay que rescatar que les sirve como feedback del público, ya que son constantemente evaluados o criticados, como tu mencionaste.
    Aparte del cyberbullying, muchas veces son los mismos periodistas los que van en contra de su deontología. Es difícil tener ética cuando en la web no existen caras, somos todos especie de anónimos cuando publicamos. No se puede corroborar si efectivamente la persona que está atrás del aparato tecnológico es realmente quien dice ser. La destacada periodista de investigación Carolina Fuentes hizo referencia a esto en un panel de conversación realizado en la Universidad Adolfo Ibáñez, cuando dijo que la línea editorial debería ser no cometer un crimen para revelar otro. Santiago Pavlovic por su lado acudió al antiguo refrán “no hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, frase que personalmente creo que los usuarios de la web deberían poner en práctica. Las personas no miden las consecuencias al escribir un mal comentario, usan malas palabras y comentarios sin fundamentos. No entienden que del otro lado también hay una persona que tiene sentimientos y que puede ser afectada debido a un usuario irresponsable.
    En “Las 10 mejores prácticas para medios sociales: guías útiles para las organizaciones políticas” se afirma que “No deberían decir nada que no desearían ver en la primera página de su periódico, y no deberían publicar nada que los avergonzaría personal o profesionalmente o a su organización. Esto parece de sentido común, pero para muchos periodistas no es obvio”.
    Que opinas tu acerca de los valores que se pasan a llevar con las cámaras ocultas?

  8. Sofía Gracias por leer mi post, y estoy de acuerdo completamente contigo, y en cuanto al tema de las cámaras ocultas yo creo que solo periodistas debiesen ser capaces de utilizar esta herramienta a la cual yo denomino “un mal necesario”, ya que a pesar de que se este violando el derecho a la privacidad de las personas y que esto sea un delito muchas veces es para evitar un delito mayor o para beneficiar a gran parte de la población, un ejemplo de esto serian los programas como Contacto de Canal 13 que utilizan las cámaras oculta para lograr denunciar a criminales como pedofilos que son una clara amenaza para los sociedad.

Conversemos...

You must be logged in to post a comment.