Guillermo Soffia: El empresario multifacético

Por | Martes, 2 diciembre, 2014

(cc)Roberto Avendaño

(cc)Roberto Avendaño

Por: Roberto Avendaño

Empresario agrícola, corredor de rally, criador de caballos y corredor de propiedades, este es carismático personaje a sus 57 años se siente realizado y confiado en que ya hizo todo lo que tenía que hacer.

Guillermo Patricio Soffia Aguirre, nació en Santiago un 2 de Julio de 1957. Su infancia y formación académica la vivió en múltiples colegios  de la capital ya que por su mal comportamiento era constantemente expulsado. Comenzó sus estudios en colegio The Grange School, el cual debió abandonar por sus bajas calificaciones y mala disciplina, luego pasó al Saint George College en donde corrió parecida suerte,  finalmente recaló en el colegio San Ignacio el Bosque en donde terminó su enseñanza media. Al salir del colegio no quiso seguir el camino de la universidad, por lo cual ingresó a la Escuela Agrícola El Carmen para sacar el título de técnico agrícola, título que finalmente tampoco obtiene ya que decide salirse antes y ponerse a trabajar con su padre que era dueño de varios campos en la ciudad de San Fernando y en la ciudad de Osorno.

Su vida de joven transcurre desempeñándose en múltiples oficios, como vendedor de autos, secretario, administrador de  campos, etc, aprendiendo muchas cosas que hoy las toma como lección de vida. Esta gran variedad de cosas lo hizo desarrollar múltiples capacidades y personalidades que hoy en día lo llevan ser dueño de uno de los campos con mayor fruta orgánica del país, corredor de rally, criador de caballos y corredor de propiedades. Sin duda un hombre multifacético que vale la pena conocer.

Guillermo cuéntame ¿cómo nace esta idea de ser orgánico?

-Bueno la idea de ser orgánico claramente  no se me ocurrió a mí , más bien me la propusieron. El campo tiene 420 hectáreas de las cuales la mayoría están plantadas, ya sea por manzanas, peras, cerezas, etc. Nosotros siempre hemos trabajado con 2 grandes exportadores  de la zona que son Frusan y Greenvic, esta última fue la que partió con el tema orgánico en Chile, experimentando con sus propios campos y luego ofreciendo ser parte de este proyecto a un grupo muy reducido y selecto de productores en donde me encontraba yo.

¿Por qué crees que te ofrecieron ser parte de este proyecto  y no a otros productores, qué requisitos cumplías tú que otros campos no tenían?

-Yo creo que tantos años trabajando y de buena manera generan un vínculo y confianza con uno como productor, yo además tengo una excelente relación con Jorge Salazar que es el gerente general de Greenvic, entonces creo que por ese lado conocían la forma de trabajar y sabían que ambos en conjunto podíamos hacer algo grande.

¿Qué fue lo más difícil en un comienzo al aceptar la propuesta de ser orgánicos?

-Creo que lo más complicado, era que cuando te presentaban el proyecto no se sabían las cifras ni a los valores que se iba a vender la fruta,  por lo tanto era entrar a un negocio sin saber cuanto uno iba a ganar y con muchas posibilidades de perder, creo que eso fue lo más complicado, todo era un tema netamente de confianza, compromiso y convicción, pero más que por un tema económico, lo que realmente me motivó era que el día de mañana no quería ver a mis nietos comiendo fruta llena de químicos y elementos dañinos para su salud.

¿Por qué eran tan altas las posibilidades de perder más que las de ganar?

-Porque era algo que recién estaba desarrollándose en Chile , en donde uno ya no puede aplicar más productos químicos a su fruta durante 4 años que es el periodo de transición, y al quinto año recién pasas a ser orgánico. Esto para algunos debe sonar súper fácil, pero el tema es bien complejo, por darte un ejemplo entra una plaga a tus árboles y basta aplicar un par de productos y la plaga desaparece, o  por ejemplo si es que llueve al día siguiente aplicas y salvas toda tu fruta de que se pudra o parta. Pero cuando eres orgánico ya no cuentas con este “salvavidas” que son los productos químicos, no puedes aplicar nada, solo productos naturales o métodos totalmente naturales. Un ejemplo de esto es que en vez de aplicar Roundup (herbicida para manzanas) , ahora lo que hacemos como orgánicos es tener gansos u ovejas y las soltamos entremedio del huerto para que se coman todo el pasto que crece entre hileras, puede sonarte muy primitivo o casi chistoso , pero así es.

¿Dudaste alguna vez del proyecto y pensaste en aplicarle productos a tu fruta luego de una lluvia o ante la amenaza de alguna bacteria?

-Claro que sí, uno se asusta si esto es un negocio, de esto vivo. Muchas veces estuve a punto de cometer ese gran error, pero por suerte tuve gente asesorándome y tranquilizándome en momentos en los cuales la podría haber embarrado mucho. Cuando uno entra a ser orgánico el campo entra a una base de datos a nivel mundial, en la cual saben tu ubicación exacta vía GPS, y examinan tu fruta en laboratorios para certificar que realmente no le hayas aplicado nada, entonces imagínate la mancha en tu imagen a nivel mundial si es que llegas a caer en la tentación de aplicar productos químicos, prácticamente quedas de por vida apuntado con el dedo y nunca más nadie te cree, y como tú sabes la confianza se demora años en construirla y un segundo en perderla.

¿Cómo han sido estos años como productor orgánico, y hace poco pasando a ser uno de los más grandes nivel nacional?      

-Llevamos ya unos 9 años desde que comenzamos este proyecto, y sin lugar a duda fue una gran decisión, tanto a nivel económica como ecológica. Los precios de las frutas orgánicas triplican o cuadruplican el precio de la fruta tradicional por lo que hemos tenido buenas ganancias, además los mercados extranjeros están demandando mucho este producto, ya que se ha instaurado una fuerte conciencia ecológica y de “volver a lo natural”, todo dentro de este mundo tan globalizado, tecnológico e industrializado, en donde todo es plástico o compuesto por químicos. Además me siento muy feliz de poder contribuir al medioambiente, más que por mí  por las generaciones que vienen para que puedan tener un aire limpio o una manzana totalmente natural y con gusto a manzana ,no insípida y llena de químicos.

Y con respecto a lo que mencionabas de que somos uno de los productores más grande a nivel nacional , esto fue un proyecto que partió desde hace 4 años , ya que cuando produjimos nuestra primera cosecha 100% orgánica quedamos felices y decidimos invertir en plantar 100 hectáreas nuevas de manzana Pink Lady , sumando así un total de 300 hectáreas plantadas de manzanas orgánicas y pasando a ser grandes a nivel nacional, logro que nos tiene muy contentos.

Para finalizar ¿te gustaría dejar algún mensaje a las generaciones que vienen con respecto al tema medioambiental y la ecología? 

La verdad es que tampoco soy el gurú de la ecología o un hippie que vive de manera natural y casi primitiva, pero lo que les puedo decir es que si pueden aportar un poco para tratar de conservar de mejor manera el medioambiente y el entorno que tenemos , háganlo porque como te decía al principio , los cambios naturales ya no los vamos a vivir nosotros , sino nuestros descendientes , y si es que queremos que tengan la misma calidad de vida que nosotros no cuenta nada dejar un “ pequeño legado ambiental”.

Giff Entrevista

Guillermo en las redes sociales:

Facebook: http://on.fb.me/1FKg0bB

Twitter: http://bit.ly/1yEr74i

Linkedin: http://linkd.in/12nQhcx

Tags: , , , ,


Conversemos...

You must be logged in to post a comment.