Los nuevos desafíos del periodismo y Twitter

Por | Jueves, 9 octubre, 2014

(cc) Laura Valladares

(cc) Laura Valladares

Por Laura Valladares

Gracias a las redes sociales y en particular Twitter, se nos ha permitido acceder a hechos noticiosos en tiempo real.  Desde catástrofes naturales hasta eventos inusuales han logrado convertirse en breaking news, pero ¿cuál ha sido la intervención de los periodistas? ¿Existe un delicado uso de esta herramienta por parte de los medios y sus editores? 

Publicar un nuevo Tweet…

Desde hace 8 años, la sociedad ha experimentado paulatinamente lo que representa Twitter, dejando atrás los tiempos en que la lectura del periódico durante el desayuno era considerado un ritual.  El sitio web mediabistro estableció que existen aproximadamente unos 560 millones de usuarios activos alrededor del mundo, manteniendo su popularidad y preferencia gracias a la simplicidad y capacidad de viralizar noticias en 140 caracteres. Trasformando asi, la relación entre las personas, la información y los periodistas.

En las “80 claves sobre el futuro del periodismo”, José Luis Orihuela establece que la mayoría de los periodistas hace uso de sus perfiles para buscar y monitorear fuentes, detectar noticias y tendencias, y los medios para promocionar sus contenidos y dialogar con sus usuarios.

fondofinaL2

Tomando cartas en el asunto

Bajo esta perspectiva, resulta incuestionable el rol activo que poseen ambos, pero en ocasiones se generan circunstancias complejas en las que las opiniones o comentarios de los periodistas se involucran con la noticia. Un caso, fue el de la reportera de The New York Times Hiroko Tabuchi que después de una rueda de prensa, expresó en Twitter: “Akio Toyoda respondió muy pocas preguntas, ignoró a los reporteros incluyéndome a mí que traté de pedir un seguimiento. Lo siento, pero Toyota apesta”.

Esto trae consigo, la necesidad de regular los perfiles de estos medios y el de sus empleados mediante la definición de aspectos éticos que orienten el modo correcto de participación. Frente a esto, varios medios han creado códigos de ética que son aplicados en sus contenidos. Entre ellos, Reuters, la BBC, The Washington Post, The New York Time, Los Angeles Times, The Radio Television Digital News Association y The American Society of News Editors.

Cómo hacer buen uso de las redes en 10 simples pasos

Con este objetivo, James Hohmann recolectó estas políticas públicas disponibles para organizaciones periodísticas e identificó “Las 10 mejores prácticas para medios sociales” como marco de referencia para ayudar a los editores a establecer sus propias políticas, las cuales son:

  1. Las reglas éticas tradicionales también se aplican ‘online’. Los reporteros deberían actuar ‘online’ de la misma forma en que lo hacen en persona.
  2. Asuma que todo lo que escribe ‘online’ llegará a ser público.
  3. Use los medios sociales para relacionarse con los lectores, pero profesionalmente.
  4. Publique las noticias de última hora (exclusivas) en su sitio web, no en Twitter.
  5. Cuidado con las percepciones. Los reporteros deberían aclarar que retuitear o enlazar elementos que podrían interesar a sus seguidores, no es un respaldo al contenido.
  6. Legalice independientemente todo lo encontrado en un sitio de redes sociales. La vieja regla de usar dos fuentes confiables todavía se aplica.
  7. Siempre identifíquese a sí mismo como periodista.
  8. Las redes sociales son herramientas, no juguetes.
  9. Sea transparente y admita cuando esté equivocado ‘online’.
  10. Mantenga confidencialidad sobre las deliberaciones internas. Las decisiones editoriales son tradicionalmente hechas a puerta cerrada, y las personas externas solo ven el producto final.

 ¿Y qué sucede en Chile?

Chile no queda exento de esta tendencia, según datos difundidos por la consultora Semiocast, durante el 2011 existían 4.8 millones de usuarios. Este incremento se debe a que tras el terremoto a comienzos del 2010, los usuarios emplearon masivamente esta red como vía de contacto con sus familiares y los medios, una nueva forma de participación y de percibir la realidad.

Esto nos conduce a la necesidad de un cambio en la actitud y en el uso de las plataformas sociales. Es por ello, que La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) redactó en el 2013 el primer documento de consulta para los medios de prensa, que sin tener un valor normativo busca reforzar los mecanismos de autorregulación existentes en el país.

No cabe duda, la responsabilidad de los periodistas y los medios de comunicación en estos nuevos soportes de comunicación. Ambos deben adaptar su perfil profesional dentro de  estos nuevos cambios, en aspectos como calidad informativa, precisión, imparcialidad y sobretodo tomar en cuenta a los usuarios, que son capaces de entregarnos temas, fuentes y opiniones. Finalmente, ¿Estas nuevas prácticas sepultarán al periodismo o incrementarán su denominado “cuarto poder”?

Fuentes:                                                                                                                 +Hohmann, James (2011). “Las 10 mejores prácticas para medios sociales. Guías útiles.                                                                                                                         +Orihuela, José Luis (2012). “80 claves sobre el futuro del Periodismo”.                 + Asociación Nacional de la Prensa Chile (2013). “Recomendaciones sobre el uso de la redes sociales en el periodismo”.

Tags: , , , , , ,


5 comentarios
Conversemos... »

  1. Discrepo contigo respecto a que el diario quedó atrás. Creo que es un medio que va dirigido a un nicho en específico, el que la mayoría no lo lea, no significa que quedó atrás.

    Sin embargo, estoy de acuerdo con el hecho de que los periodistas y el periodismo han debido adaptarse con el surgimiento de Twitter.

    Ojo con los nombres, escribiste el apellido de la misma persona de dos maneras diferentes.

  2. Hola Antje, lo que quise decir con que la lectura del diario quedó atrás, me refería al hecho en sí. Ya que hoy, es mucho más fácil leerlo a través de diversos medios tecnológicos como el celular durante ese horario y específicamente por personas que están insertas en este mundo virtual. Pero tienes razón, aún existe un nicho específico, como los adultos mayores que siguen manteniendo la lectura del diario como modo de informarse.

    Y respecto al apellido de la misma persona a ¿Cuál te refieres? Lo analice y no encontré alguna diferencia.
    Gracias por tu comentario.

  3. Es interesante cuestionar lo dicho por James Hohmann, somos periodistas y está en nuestras venas el cuestionarnos, respecto a las “10 mejores prácticas para medios sociales”, en especial una: “Use los medios sociales para relacionarse con los lectores, pero profesionalmente”

    En todas las escuelas de periodismo se enseña acerca de la credibilidad hacia nuestro trabajo y lo primordial que es esto para los periodistas. Por otra parte muchas veces directa o indirectamente se dice que para lograr esto el periodista siempre debe mantenerse al margen y limitarse a entregar la información de la forma más profesional posible.

    Esta práctica señalada por James Hohmann sigue esta linea, muy valida por lo demás, pero creo que no es del todo cierta. El periodista Jean-Philippe Cretton en una charla impartida en la Universidad Adolfo Ibañez de Santiago, señaló: “Para mi la nueva independencia periodística no es que seamos robots sino que demos a conocer nuestra opinión”. La credibilidad a nivel nacional de Jean-Philippe ha ido en aumento poniendo este principio en práctica, lo que hace que nos cuestionemos lo dicho por James Hohmann.

    Ciertamente no existe una receta única y mágica en cuanto a las prácticas profesionales en los medios online, lo que sí está claro es que todavía falta mucho por decir.

  4. Paulina de Allende- Salazar, periodista de investigación, quién asistió a la charla en conmemoración de la séptima semana del periodismo en la Universidad Adolfo Ibáñez, señaló: «Hoy en día cualquier cosa es pública, estamos expuestos a un sistema de redes de comunicación que permite una transparencia y una inmediatez de los mensajes. Esto se ha convertido en nuestro reto, que es ir transparentando nuestros medios de información nuevo para abrir nuevos espacios».

    Estas redes sociales han ido emergiendo como herramientas sociales que se han convertido esenciales para reportear. Estos medios han permitido que tantos los reporteros como las organizaciones periodistas recojan información y siempre conozcan lo que sucede al instante. Sin embargo, la inmediatez y la transparencia de estas redes sociales implican desafíos y riesgos. Es por eso que para evitar el mal uso de estas redes, James Hohmann ha expuesto los 10 puntos claves para ayudar a los editores a instaurar sus propias políticas. Estos puntos han sido escritos en tú post.

    «Todo lo que escribe ‘online’ llegará a ser público». Muchos de los periodistas piensan que al privatizar sus trinos en los parámetros de twitter impedirá a sus empleadores ver lo que han publicado en sus cuentas. Sin embargo, olvidan que estos parámetros van constantemente cambiando lo cual hace que esos comentarios se vuelvan públicos y les traen perjuicios. Eso le ocurrió a Raju Narisetti, tras sus múltiples comentarios alejados de la política de su empleador, fue castigado por su editor. Los periodistas deben respetar lo que dicen tanto en su ”vida privada” como ”vida profesional” para mantener la credibilidad del medio en el cual uno trabaja.

    Las redes sociales hoy se han convertido en un arma de doble filo ya que además de ser algo totalmente útil para obtener información o para expresarse, se puede convertir en un elemento negativo al momento en que se puede crear una desinformación de manera generalizada (muerte falsa de alguna persona o una noticia que nunca existió) o simplemente se puede perder prestigio o credibilidad por lo que uno publica dentro de este espacio de interacción.

  5. Concuerdo con lo expuesto en el libro las “80 claves sobre el futuro del periodismo” de José Luis Orihuela donde señala que la mayoría de los periodistas hace uso de sus perfiles para buscar y monitorear fuentes, detectar noticias y tendencias, y los medios para promocionar sus contenidos y dialogar con sus usuarios. Claramente en la actualidad, Twitter se ha transformado para muchos periodistas como la pauta noticiosa y es mas, los mismos editores se preocupan de esta red social participativa, ya que les permite saber el acontecer noticioso.
    Twitter permite este sistema de Breaking News participativo, donde todos los usuarios pueden exponer algún tema de importancia y ser comentados enlazando su noticia a un hashtag que reunirá a todos aquellos que se encuentren tuiteando sobre aquel tema.
    Por otro lado también concuerdo con James Hohmann en “las 10 mejores practicas para medios sociales” donde el autor plantea 10 practicas que todo periodista debe emplear en la publicación de algún contenido, pero estas no solo deberían ser utilizadas en los medios sociales, ya que estas practicas se vinculan mucho al código de ética periodística, si no que también en los medios tradicionales.
    Como el autor indica en el punto 2 de sus 10 principios donde señala que “asuma que todo lo que escribe ‘online’ llegará a ser público”, esto se vio reflejado en las palabras de Paulina de Allende, periodista de investigación de televisión nacional de Chile que fue una de las entrevistadas el pasado jueves en la Universidad Adolfo Ibañez sede Santiago donde sus palabras se relacionan a las de James Hohmann señalando que “las redes sociales son publicas, y todo lo que se publique en ellas lo es también, actualmente cuesta mucho separar lo privado de lo publico”.
    Por otro lado Jean Philippe Cretton, quien también acudió a la mencionada casa de estudios que se encontraba celebrando la semana del periodismo señalo que “yo no publico todo en las redes, porque si lo hiciera no tendría vida privada”.
    De las palabras de ambos periodistas se puede desprender su conciencia entorno a las redes sociales y como estas no permiten tener una vida privada separada de la publica.

Conversemos...

You must be logged in to post a comment.