Wilson Vidal: innovación y aprendizaje

Por | Miércoles, 3 diciembre, 2014

(cc) Alessia Rossi Schiappacasse

(cc) Alessia Rossi Schiappacasse

Por Alessia Rossi Schiappacasse

Wilson Vidal Sotomayor, se recibió de Psicología de la Universidad de Chile, es  experto en el mejoramiento y desarrollo de estrategias docentes en educación superior. Su especialidad es la innovación y el desarrollo de sistemas de calidad docente, con foco en la efectividad, en la relevancia y significación para el proceso formativo.

Trabaja desde el año 2011 en la Universidad Adolfo Ibáñez como Encargado del Centro de Innovación y Aprendizaje. Busca mejorar el aprendizaje de los alumnos y las practicas docentes de cada profesor, siempre con un carácter innovador para cumplir los objetivos deseados.

¿Qué es el Centro de Innovación y Aprendizaje de la Universidad Adolfo Ibáñez?

El Centro de Innovación y Aprendizaje de la Universidad Adolfo Ibáñez, es una unidad que depende de la Dirección de Docencia y de la Viserectoría Académica. Su misión fundamental es mejorar el aprendizaje de los estudiantes, mediante los profesores, mejorando sus prácticas docentes. Principalmente, lo que hace es promover la innovación por una parte, el mejoramiento y el desarrollo de las prácticas de los profesores, de los cursos de clases y de las unidades académicas en general.

En cuanto al aprendizaje ¿Cuáles son las líneas de acción?

Hay varias líneas de acción, la más importante es el perfeccionamiento docente de los profesores, para lograr que los profesores entiendan, comprendan y conozcan científicamente el fenómeno del aprendizaje y la enseñanza. El 99,9% de los profesores universitarios son profesionales de sus áreas, no les han enseñado nada sobre aprendizaje, lo hacen sólo de buenas personas y a veces de bien inspirados y porque les gusta enseñar. La cultura docente que tenemos en Chile, resulta bien poco efectiva, desde el punto de vista del aprendizaje de los estudiantes. Esos profesores quedan abandonados y repiten la misma historia que hace 150 años, la misma forma de enseñar que ya no es efectiva, debido a esto nosotros le damos mucha importancia  al perfeccionamiento docente para que los profesores entiendan el proceso que se produce cuando los alumnos aprenden. Lo hacemos a través de talleres y de los videos grabaciones de clases, donde mandamos a grabar una clase de un profesor y luego nos reunimos con él y le damos un “feedback”. También hacemos seminarios con profesores extranjeros o profesores viajan al extranjero a seminarios, talleres de voz, teatros, narración oral y micro-enseñanzas.

¿Cuál es el carácter innovador de este Centro?

En el Centro de Innovación y Aprendizaje promovemos que se hagan innovaciones docentes, pero que no se hagan por inspiración, sino que sean evaluadas, controladas, como si fuera una pequeña investigación. De esta manera, se generan eminencias y datos que permiten efectivamente reconocer aquellas innovaciones que apuntan una práctica efectiva y así podemos replicar y evaluar sus efectos en los estudiantes.

¿Y qué han hecho de innovador?

Este año hemos hecho dos cosas interesantes, como presentar alrededor de 12 o 14 proyectos de innovación, en lo que llamamos la semana de la docencia. A principios de noviembre se juntó un grupo de profesores, tanto aquí como en Santiago, y los que estaban innovando presentaron sus experiencias y se pusieron a discutir con otros colegas. En diciembre vamos a cerrar la convocatoria al premio a la Innovación Docente, es primera vez que se va a entregar premios a profesores que hayan estado innovando a los mejores proyectos de innovación en docencia.

¿Se ven resultados positivos en los alumnos?

Este es un fenómeno que cambia muy lentamente, uno no puede esperar que los cambios sean de un año para otro, es un proceso que empieza a mostrar sus primeros cambios en un periodo de por lo menos 5 años. Sin embargo, hay profesores que efectivamente han hecho cambios muy relevantes en sus prácticas docente y que están consiguiendo muy buenos resultados. Hay otros profesores, que por diversas razones, demoran más en adoptar una nueva docencia, particularmente es complicado para los profesores que no son de planta, porque no los tenemos disponibles para trabajar con ellos. Algunos regalan ese tiempo y se disponen a trabajar, pero no pasa con todos. Todavía estamos en los albores de este proceso, está recién mostrando brotes verdes, aún no está absolutamente consolidado, pero positivo porque hay cosas claras que podemos decir respecto de ciertas practicas que generan mejores resultados que otras. El fin es el involucramiento de los alumnos en el curso y en el aprendizaje, pero no es lo único.

¿Hay otras Universidades que también tienen un centro como el que tiene la Adolfo Ibánez?

La mayoría de las Universidades tienen un centro parecido a nuestro Centro de Innovación y Aprendizaje, podríamos decir que están desde mucho antes que en nuestra Universidad. Nos hemos reunido con otros centros y todos tiene buenos proyectos e ideas parecidas, pero la Adolfo Ibánez tiene un carácter más innovador, busca avanzar y proponer, siempre manteniendo los lineamientos e investigando cuál es la mejor medida para mejorar el aprendizaje y perfeccionamiento docente.

¿Creen que con este proyecto, se podría mejorar la educación de nuestro país?

Es verdad que últimamente ha habido varios problemas en la educación, se han tomado diversas medidas y reformas para mejorar la educación, hay varias carencias que se requiere años para obtener cambios favorables. El Centro de Innovación y Aprendizaje, no busca mejorar la educación de Chile, debido que para eso se requieren otras estrategias, es más bien un cambio interno, ya que buscamos promover las practicas docente y mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos.

¿Hay algo que aún le falte agregar y complementar a esta estrategia de innovación y aprendizaje?

El Centro de Innovación y Aprendizaje, lleva alrededor de 6 años, los cambios no se dan de un día para otros, toman su tiempo, se necesitan varios años para ver cambios radicales y favorable. Aún falta que se cumplan varios proyectos y medidas, como por ejemplo incorporar la gestión de las unidades académicas, como los departamentos de cada escuela. A pesar de que ya estamos viendo algunos brotes verdes, aún falta perfeccionar varias estrategias y lineamientos. Pero vamos por buen camino para lograr nuestros objetivos.

alessia-rossi-2

Redes Sociales:

Twitter
@wilsonvidal

Linkedin
Wilson Vidal Sotomayor




Conversemos...

You must be logged in to post a comment.