Ciudad sustentable: la propuesta del container

Por | Martes, 2 diciembre, 2014

(cc) María José Mundaca

(cc) María José Mundaca

Las “casas container” son definidos popularmente como una alternativa sustentable, vanguardista y amigable con el ambiente para poder habitar. Masificadas como alternativa de reutilización de containers de transporte, es considerada una de las formas de vivienda más innovadora de nuestros tiempos.

Pero, ¿en qué consisten?. Básicamente, es el uso de materiales reciclados para poder crear un espacio tanto de residencia como ambiente de oficina o comercial. Apiladas, las estructuras soportan hasta un total de 5 niveles incluyendo el máximo peso, que puede llegar a las 32 toneladas.

El origen del uso de dichos materiales para construir espacios habitables no es claro, tal como se comenta en el blog Mimbrea, no han surgido fechas, nombres ni países concretos a quienes podamos adjudicar su origen, sin embargo, sabemos que están tomando cada vez más espacio dentro de la nueva arquitectura, basada en la reutilización y las formas eficientes de construcción.

Otros datos sugieren que se hicieron populares en países de Europa, como también en el Reino Unido, China y Estados Unidos desde el 2005.

Smart cities, smart choices: ¿Es aplicable en Chile?

Bien sabemos (y probablemente muchos lo hemos visto) cómo se utilizan los containers para hacer oficinas temporales u otros espacios junto a las construcciones, pero resulta incluso irónico cómo es que la forma más eficiente de construir, se usa como medida temporal, mientras que esperamos meses y años a que los gigantes de concreto de alcen ante nuestros ojos. La rapidez de la instalación es una de las ventajas más importantes, como se menciona en un reportaje realizado por La Tercera, el container es básicamente la obra gruesa, por lo que el proceso se agiliza en gran parte.

(cc) María José Mundaca. Área restringida de acondicionamiento de containers.

(cc) María José Mundaca.
Área restringida de acondicionamiento de containers.

Según datos entregados por el blog InspirationGreen, existen alrededor de 30 millones de contenedores, ya sea en uso o abandonados. Al ser de un material resistente como el acero, y revestido con otros como cobre, cromo y níquel, su vida útil bordea los 14 años. Cuando los containers llegan al puerto de destino, resulta mucho más rentable para las compañías adquirirlos nuevamente, que pagar la tasa de envío de vuelta al país de origen. Es por esa razón que vemos cientos de ellos varados en los puertos, sin dueños que los reclamen.

Al tomar la iniciativa de rescatar este material en bruto y ponerlo al servicio de una idea que puede facilitar la forma en que vivimos, cambiando los paradigmas que se tenían en torno a dicho tema, se logra innovación. Y es precisamente este concepto el que se interpone entre la vida y la muerte de todas las grandes compañías.

Cuando pensamos en un espacio de vivienda hecho de materiales reutilizables, y que pueda ser aplicable en nuestro país, propongo cinco ventajas principales que pueden servir de incentivo para la masificación del proyecto:

Solución del problema habitacional, reducción de costos y relación precio-calidad.

Según informes de CiperChile, existe una tendencia a la formación de guetos, o espacios donde segmentos, generalmente vulnerables de la sociedad, se agrupan. Los guetos se caracterizan además por un importante problema de hacinamiento y malas condiciones de vida que representan un peligro para los habitantes.

Debido al problema que hoy presenta el país, se han anunciado distintas medidas que pretenden combatirlo. Pero el lento proceso de demolición, reconstrucción y relocalización de las personas hace de la solución, otro inconveniente. Como prueba de la eficiencia, el Gerente de Ingeniería de la empresa CasaContainer nos comentó sobre el acondicionamiento de 180 casas para la reconstrucción del terremoto de 2010 en nuestro país, construcciones que le ahorraron al gobierno millones de pesos, y mucho tiempo.

Parte de la propuesta de los containers se relaciona con la capacidad de albergar a gran cantidad de personas en “blocks” apilados, de hasta cinco niveles, que son expandibles. Simulando un conjunto de apartamentos.

La relación precio-calidad de los containers, sumado a la gran cantidad de tiempo que se ahorra durante su instalación, surgen como una medida que podría llegar a transformarse en una solución real al problema habitacional chileno. Además de poder facilitar el acceso a un hogar duradero por medio de subsidios, debido al bajo costo comparado a una construcción tradicional. Cada container vale entre $800.000 y $1.200.000, aunque dicho precio no incluye el acondicionamiento que cada espacio necesita para hacerlo habitable. Sin embargo, las ventajas siguen siendo más que las desventajas, y en caso de ser necesario, las estructuras son mucho más fáciles de trasladar.

Compatibilidad con el medioambiente y ventajas antisísmicas.

 El favor que podemos hacerle a nuestro entorno es considerable, teniendo en cuenta que contamos con muchas ciudades que sirven de puerto para gran cantidad de containers.

Como ya fue mencionado, la vida útil de un container por sí solo es de aproximadamente 14 años, pero acondicionado de la manera necesaria, puede durar toda la vida. Es por esto que nuevos emprendimientos apuestan por dicha alternativa. La capacidad adaptativa de la estructura permite una intrusión mínima en el espacio en que se instalan. Asimismo, la cantidad de contaminación ahorrada por la maquinaria que se utiliza se ve reducida, debido a que la instalación es rápida y requiere de pocos instrumentos.

Otro de los beneficios más importantes es la baja en la sobrepoblación de containers que existe en el mundo. Al darles un nuevo uso, se reduce la cantidad de materiales abandonados en los puertos. Lo que, finalmente, es un aporte a reducir la crisis de contaminación que se vive en Chile.

(cc) María José Mundaca. Container acondicionado como oficina.

(cc) María José Mundaca.
Container acondicionado como oficina, trasladable y modificable.

Por otro lado, el material base de los container, hechos de Acero Corten, hacen de la construcción una 100% anti sismos. Lo cual representa una ventaja importante en un país como el nuestro, teniendo de experiencia previa el terremoto ocurrido en febrero del 2010, donde miles de familias perdieron sus hogares.

Las ciudades del futuro

Estas son las cualidades que le otorgan a la idea del container el carácter de arquitectura innovadora y que eleva a las ciudades a la categoría 2.0, donde no sólo existe preocupación por aumentar el número de edificaciones, sino que considerando factores como : impacto ambiental, sustentabilidad en el tiempo, reducción de costos y mejorar la calidad de vida de todos, especialmente de aquellos más vulnerables.

Empresas como Casa Container, ubicada en la quinta región, aseguran que no sólo comodidad y funcionalidad en sus construcciones de container, sino que el adaptarse a las necesidades personales de cada cliente. La posibilidad de adaptar las estructuras, anteriormente mencionada, permite la instalación de materiales inusuales y otras modificaciones que están al servicio de lo que cada persona quiere y puede gastar.

Definitivamente, la personalización de las estructuras es algo que cada vez se observa con mayor frecuencia. Aquellos que pueden deciden transformar la experiencia de habitar un espacio de una totalmente innovadora, no solo utilizando nuevos materiales, sino que espacios poco usuales.

En las películas, observamos las ciudades del futuro, muchas veces como lugares donde todas las casas son iguales, o donde todos vestimos de la misma forma. Pero a medida que el negocio de la vivienda evoluciona, es posible aseverar que, por el contrario, nos dirigimos hacia una era donde nos diferenciamos cada vez más del otro en todo ámbito.

Maria-Mundaca1

 

Tags: , , , , ,


Conversemos...

You must be logged in to post a comment.