Domótica: Las casas del futuro

Por | Miércoles, 3 diciembre, 2014

las casas del futuro post 3

(cc) Ignacia Olivares Díaz

Limpieza automática, ejecución de tareas mediante el sonido de la voz y conexión a internet desde cualquier ángulo en el que te encuentres son algunas de las características que definen las nuevas casas del futuro, de las cuales no es necesario siquiera salir ni moverse para realizar actividades de tipo doméstico u outdoor. Sin embargo, ¿Qué tantos de estos atributos que nos entrega la tecnología necesitamos realmente?

El hombre, desde tiempos inmemorables en la historia, ha sentido la necesidad de predecir o dilucidar el futuro, condición que se ha visto fuertemente manifestada en la industria del cine que durante décadas ha desarrollado producciones en función de la transformación de nuestras percepciones en torno a cómo imaginamos el mañana. Por su parte, la popular serie animada “Los Supersónicos” explica a la perfección éste fenómeno, representando una sociedad futurista en el año 2062 en la cual las asistentes de hogar han sido remplazadas por robots y los antiguos teléfonos han sido sustituidos por video llamadas.

Sin embargo, hoy en día 48 años antes de la predicción de Los Supersónicos, no parece extraño observar cómo la tecnología abunda en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

La sociedad de los Supersónicos: ¿verdad o mito?

El reciente fenómeno de las casas inteligentes deja de manifiesto cómo la tecnología se encuentra cada vez más al servicio de nuestras necesidades en conjunto con las redes de internet que otorgan posibilidades infinitas a los usuarios de la domótica, desde servicios de seguridad más avanzados hasta la manipulación de distintos electrodomésticos desde diversas áreas del hogar.

En este contexto, el llamado Internet de las cosas o Internet of things ha llegado como una influyente innovación que pretende dotar a nuestros artefactos de uso cotidiano con la capacidad de estar permanentemente interconectados a la red, todo esto con el objetivo de mejorar y potenciar variadas de sus utilidades. Con la llegada de ésta iniciativa, situaciones como el extravío de objetos o la caducidad de alimentos y medicamentos ya no significan un problema, ya que con éste nuevo mecanismo los objetos pueden abastecerse por sí solos mediante herramientas de internet.

Por otro lado, esta reciente innovación en  la cual convergen la ciencia y la tecnología aplicada, despierta un tema esencialmente valorico hoy en día: ¿Necesitamos realmente que la tecnología satisfaga aquellas insuficiencias que nosotros mismos creamos? En este punto, hablar de cómo la mecánica nos hace cada vez más sedentarios no es novedad.

Tecnología, sinónimo de sedentarismo

Durante los últimos años, el hombre y sus creaciones se han encargado de crear necesidades para ser satisfechas, un ejemplo claro de esta dinámica se ve reflejado en la construcción y diseño de casas inteligentes que simplifican cada vez en mayor grado nuestras tareas cotidianas, incorporando con fuerza la premisa que menciona que mientras menos tengamos que movernos mejor.

Si bien ésta iniciativa tiene sus beneficios para el medio ambiente, como habitaciones que mediante sensores miden la utilización excesiva de energía, el abuso de la tecnología se encuentra hoy abundando en cada uno de los sectores de nuestra vida cotidiana, dando un giro d 180 grados al concepto que menciona que la tecnología trabaja al servicio del hombre. ¿Será posible que en un futuro no muy lejano, el hombre comience a existir en función de la tecnología?

(cc) Ignacia Olivares Díaz

(cc) Ignacia Olivares Díaz

 

 

Tags: , , ,


Conversemos...

You must be logged in to post a comment.